El Centro Miguel de Cervantes ocupa un edificio histórico, Casa del Corregidor y Juzgados de la ciudad, cuyas conmotaciones arquitectónicas responden a las de un palacio del siglo XVIII, de bella fachada y elegante patio de arcadas. Se encuentra situado en el centro neurálgico de la ciudad, esquina a la Plaza del Arenal y aledaño al recinto monumental del Alcázar. Esta céntrica ubicación permite la fácil asistencia a los acontecimientos culturales que tienen lugar en los cercanos espacios habitados para ello; especialmente salas de exposiciones, galerías de arte y Teatro Villamarta.